viernes, 5 de junio de 2009

Colorín colorado, SORIANO se ha marchado




Ayer por la tarde sucedió lo que tenía que pasar, lo que muchos anunciaban y otros deseaban, la marcha de Vicente Soriano del Valencia CF.

Él únicamente ha sido el principal responsable y culpable de su cobarde dimisión (porque si no le hubiese 'tirado' la junta directiva), haciendo alardes, prometiendo utópicas ventas y regodeándose de 'su pelotazo financiero' a diestro y siniestro, con ciertos ramalazos de delirios de grandeza y al más puro Soler Style.

De su flamante nombramiento a los cuatro vientos como el inventor de la fórmula que salvaría al VCF, el salvador, el sanador, a quitarle el poder ejecutivo y voz y voto en decisiones de la entidad, convirtiéndose en Presidente solamente a efectos de representación, lo que acertadamente bautizaron como florero. Pasó de protagonista central a casi desterrado, las cámaras ya no le enfocaban, era un despojo del club que decía ser el presidente de un club de fútbol, pero su trivial actividad tenía repercusiones 0 en el Valencia, era un mindundi que vagaba sin rumbo, nadie creía en él ni en su fantasioso plan, un apestado vamos.

Sabiendo que tenía fecha de caducidad, implantada por el propio Consejo ché, se lía la manta a la cabeza y prefiere morir luchando que vivir arrodillado (como bien dice el refrán), rogando que le permitan recobrar el poder ejecutivo durante unos días para finiquitar su pelotazo urbanístico. Justo en este momento, creo que un 90% de los seguidores valencianistas éramos escépticos ante el órdago de Soriano, última parada antes de su decapitación.

Dicho y hecho, una vez más se impuso la lógica, y los sueños utópicos se esfumaron en un abrir y cerrar de ojos, nunca hubo posibilidad real de vender las dichosas parcelas por el precio que demanda el club. Su consecuencia ya la sabemos...

No podemos permitirnos, ni siquiera en la directiva, un personaje de esta calaña, un arrastrado de la vida (comprado por Soler), este club merece algo mejor, y hasta que no se marchen de aquí todos los untados por Soler seguiremos inmersos en este círculo vicioso de constantes infortunios, será más de lo mismo. Aunque hay que recalcar que la supuesta decisión de J.B. Soler de delegar su poder accionarial (37%) en su hombre de confianza y rechazar la idea de hacer frente a la costosa operación para seguir al frente del club, accionarialmente hablando, es motivo (aún insuficiente) para volver a ilusionarnos con la anhelada desvinculación total de 'el inepto' con el VCF.

Nos hemos quitado un lastre de encima, y encima presentando voluntariamente (gracioso, sin duda) su dimisión irrevocable. Primer paso para la necesaria limpia...

VCFBlog

7 comentarios:

jagdo dijo...

Otro que pasa a la sombra, si no cambia nada, el que pongan será el mismo perro pero con distinto collar.

jagdo dijo...

Mindundi- Me ha hecho gracia la palabra, buscando el significadao que no se encuentra en el diccionario, he podido deducir lo que significa: persona poco importante, un don nadie, pero yo diría un pringao.

Mario Selma dijo...

Julio, aquí te dejo mi nota sobre lo de 'mismo perro con distinto collar'.

http://valenciacfblog.blogspot.com/2009/04/javier-gomez-mismo-perro-con-distinto.html

Little dijo...

Personajes tan surrealistas dudo que volvamos a verlos

Sergio VCF dijo...

"Bancaja's Time"

Noé Hernández dijo...

A partir del lunes el presidente será Manuel Llorente, hasta ese día será Javiér Gómez. Saludos, te espero en mi blog.

www.migustoparticular.blogspot.com

CHEdigital dijo...

¿La solución es Llorente?