viernes, 2 de julio de 2010

Un Valencia 'low cost'




El 'boom' del Mundial sudafricano, entre vuvuzelas y jabulanis, eclipsa la actualidad futbolística y con el calor de la costa cálida cuesta escribir en estas fechas, pero creo que era hora de expresar el cambio de identidad que se está produciendo en el VCF.

La fastuosa pero pésima era de Juan Soler 'el inútil' está trayendo gravosos y serios quebraderos de cabeza a la entidad ché, la desvinculación del inexperto, que estuvo a la cabeza de un clásico de nuestro fútbol como si de un juguete se tratara, ha sido el principio del caos financiero para este club, los daños económicos y de imagen que ha producido son incontables, a medida que pasa el tiempo nos vamos dando cuenta de lo terrible que fue su estancia en el Valencia, cuya herencia es causa directa del cambio de rumbo que han tenido que tomar los actuales directivos (con Bancaja de fondo, el actual avalista y camuflado dueño del club). Gracias Juan por tus castillos en el aire, el tributo ahora es impagable.

Manuel Llorente y Javier Gómez, supuestos expertos en situaciones de economía de guerra y recesión, están ideando, presionados por la entidad bancaria "amiga", el proyecto de futuro para sobrevivir a este hondo bache, superar el quiste incubado en la mencionada etapa, colgando el cartel de transferible a la totalidad de la plantilla, sin excepciones (qué recuerdos aquello de "intransferible"), toda oferta será estudiada y valorada por la directiva y se actuará anteponiendo los intereses del VCF por encima de todo, es la cruda realidad que asola el club del Turia. Normalmente este tipo de prácticas ásperas y severas son duramente criticadas por los aficionados de a pie, sufrimos en nuestras carnes las constantes noticias de ahogo económico y obligadas tretas para minimizar la deuda (ya que saldarla es una utopía) lo máximo posible, cuadrar las cuentas para el próximo ejercicio y armar un equipo de garantías con los débiles recursos sobrantes, motivando al respetable valencianista (objetivo harto complicado).

En la faceta deportiva, aneja a la económica, es donde se centra más la afición, las opiniones fluctúan desde el positivo (y hasta frívolo) recordatorio de la época dorada cuando se vendió a las estrellas y cracks Mendieta y Claudio 'Piojo' López, al que siguió un recorrido de éxitos y celebraciones, hasta augurar un tétrico futuro y vuelta a la mediocridad, dejando el coqueteo con los grandes de España y Europa para años venideros. Las bajas de Fernando y Ayestarán, prescindibles en mi opinión (no por su trabajo en particular este tiempo, del que nada tengo que reprocharles, sino por la categoría/naturaleza del puesto), han deteriorado más que beneficiado. La polémica salida del ex director deportivo (cargo que desaparece del organigrama) ha levantado ampollas y puesto en tela de juicio las maneras del presidente, que si bien la decisión es entendible en cierto modo, genera dudas la forma de llevarlas a cabo, a nadie se le escapa que la relación Manuel-Fernando estaba enquistada tiempo atrás (al igual que con el técnico vasco ya había tenido algún rifirrafe), por lo que el presidente tuvo que hacer de verdugo.

Respecto al balance de ventas-fichajes, el beneficio prevalece inexorablemente, por lo que el dinero recaudado no será directamente proporcional a lo invertido en reforzar la plantilla. Dicho esto, el baile de nombres futuribles ha despertado el carácter dubitativo de gran parte de los aficionados, no encajan ni convencen con lo esperado, tenemos la Champions asomando por el horizonte y algunos nuevos, además de no ser conocidos para el futbolero medio, ponen en entredicho el trabajo de la secretaría técnica, entienden que no son refuerzos dignos para este VCF y para luchar en la máxima competición a nivel de club, donde cualquier rival te pinta la cara a las primeras de cambio. Personalmente no quiero ser tan drástico y escéptico, no suelo ponerme la venda antes de la herida, toca ser cauto, paciente e intentar subirnos al tren de la ilusión, justo ahora cuando los ingredientes no son del todo de nuestro agrado. Ahí reside el secreto del buen aficionado, levantarse en situaciones adversas e ir a contracorriente, el sentimiento hacia este club es tan férreo que aguantaremos el chaparrón con dignidad.

Resumiendo, se pone punto y aparte (mantengo la esperanza de volver a ser un club puntero y de referencia, económicamente hablando) al capítulo de fichajes mediáticos y gastos opulentos, el cinturón prieto toma protagonismo y retrocedemos casi una década en la historia de la entidad, cuando se traspasaron a Claudio López, Mendieta, Farinós y Gerard por guarismos millonarios. Esta imperiosa regresión se marca el propósito de disminuir los contras que pueda ocasionar este nuevo ciclo (que los habrá), lo que nos pone a todos en alerta y preaviso, me refiero a los objetivos/metas que los aficionados nos marquemos como mínimos/obligados, el proyecto 2010/11 se está construyendo con mucha cautela y condicionado por los límites monetarios, ese cariz debería ser tenido en cuenta para no caer en falsas expectativas. Desgraciadamente, la realidad es esta.


888Sport

2 comentarios:

Juan Al dijo...

En las compañías aéreas low cost hay que pagar sobrecostes por ´las' maletas. Supongo que en los clubes de fútbol low cost habrá que pagar sobrecostes por 'los' maletas.

Deportivista dijo...

Hola, si te interesa un intercambio de links pásate por mi blog y te agrego y me agregas. Soy un viejo escritor de diariodundeportivista.blogspot.com pero que estoy en este:


http://deportivoyfutbol.blogspot.com/