lunes, 27 de septiembre de 2010

Optimización de recursos








Victoria en El Molinón y liderato en solitario. Lo más destacable del 0-2 en Gijón fue la manera de hacerlo, con un control pasmoso de la situación y de los tiempos del partido.

Ya no es casualidad el estar en posiciones privilegiadas y que los todopoderosos Barça y Madrid nos vean por el retrovisor, hay un cambio de identidad en el equipo y de aprovechamiento de los recursos, sin olvidar que la suerte va de cara en este inicio de temporada.

Haya dado o no Unai en la tecla, la realidad le está dando la razón, está huyendo del uso limitado de 13-14 jugadores y, hasta el momento, el plantel está cumpliendo con creces. Las rotaciones siguen un orden más coherente y racional, existe competencia real en todos los puestos, se entrevé un ambiente positivo y respirable en el vestuario y hay comunión afición-equipo. Son asignaturas pendientes de pasadas temporadas que parecen -aún queda un largo trecho por delante- estar rectificándose y puliéndose, peticiones que reclamamos al final de la campaña 2009/10 una vez que el técnico vasco fue renovado. Jugadores como Maduro se han encontrado a sí mismos, ofrecen un rendimiento nunca visto -yo particularmente siempre he manifestado que de central no vale-, han superado sus miedos y circunstancias adversas y se sienten uno más, con ganas de hacerse un hueco y tener protagonismo, algo impensable sólo hace unos meses.

Con todo ello, hay que seguir siendo humildes y tener los pies en el suelo, los cimientos parecen haberse colocado con acierto, solidez y congruencia, y eso ya es medio camino para lograr los objetivos marcados. Sacar el máximo provecho posible de los bienes a tu alcance es el culmen del trabajo de todo entrenador, a su vez la exigencia de cualquier afición y la meta de la directiva que lo contrata. El Valencia está en la dirección correcta...

4 comentarios:

CHEdigital dijo...

Mario totalmente de acuerdo, has plasmado muy bien la idea…

El único miedo que produce estos inicios de temporada tan buenos es que el equipo se desinfle. Desgraciadamente hemos vivido recientemente algunos, aunque esta temporada veo cosas en el entrenador y jugadores que no veía desde hace tiempo…si el factor suerte nos acompaña….podremos soñar en éxitos pasados

Juan Al dijo...

Yo como sigo recordando el mejor arranque de la historia...

Mario Selma dijo...

Así es, la clave está en seguir una línea de trabajo (= resultados) continua y estable, que en nuestra retina tenemos grabadas las pájaras del equipo a mitad y final de temporada.

Pero este inicio tan bueno sirve para acumular puntos y aumentar la renta para los malos momentos, que los habrá.

Noé Hernández dijo...

Lo que hay que hacer ahora es seguir así, partido a partido y con humildad. Y si se pierde un encuentro puntual no pasa nada, sin drmataizar. Saludos.