jueves, 21 de mayo de 2009

VCP (Valencia Club de Pandereta)



Todavía estoy anodadado con la noticia publicada en la web amiga elvalencianista.com sobre la posibilidad de plantear Javier Gómez la famosa Ley Concursal en el Valencia por culpa del responsable de la actual y desastrosa situación de la entidad ché, Juan Bautista Soler, alias 'el inepto', y de su cobarde concubino Vicente Soriano, el primer presidente que no preside.

Primero que sí, a favor, luego que no lo saben, ahora que no, a ver si se aclaran los máximos accionistas del club, qué es lo que quieren y en qué piensan, porque de su decisión depende en gran parte el futuro del VCF SAD, y parece que se les olvida a estos ricos inútiles del deporte rey. Cuánto daño está haciendo esas 3 últimas letras (SAD), una verdadera pena, estamos atados de pies y manos, tenemos que aguantar como dueños a personajes incompetentes, no entendidos, cenizos y demás calificativos negativos sobre cómo llevar un club de fútbol, sin poder hacer absolutamente nada, bueno sí, espera... tener unos 40 millones de € apalancados y destinarlos a comprar, como capricho, un club histórico de fútbol en España, es fácil.

Lo que más me duele es que han jugado y juegan con los sentimientos de los aficionados, se dedican a sacar pecho de su poderío en el club, a guerrear entre ellos, a ver quien puede más, a salvar el pellejo ahora que la cosa se pone turbia y seria, mientras el club se hunde, se arruina, se agota, entrando en un enquistado momento de su historia, pudiendo llegar a la Ley Concursal, algo impensable en una entidad de este calibre... pero ¿Dónde estamos llegando, dónde quieres mandar al Valencia, Sr. Soler? Dé la cara y decline su postura, porque sus continuos y zigzagueantes vaciles están poniendo en serio peligro a esta entidad que usted, desgraciadamente, comanda. Si es fiel, comprometido y tiene honor (que lo dudo), debería saltar el último del barco en caso de hundirse, como Capitán que es, y si no salta que se vaya de una vez vendiendo todo su mayoritario paquete accionarial a alguien que de verdad tenga un proyecto estable, de futuro y arraigado a la filosofía e historia de este club, a su altura.

Tengo un resquicio esperanzador, último clavo ardiendo al que me agarro, pensando que aparecerá alguien totalmente nuevo con un grupo de trabajo preparado, con ambición, poderío, compromiso y ganas de reflotar toda esta estancada situación, que consiga salvar al VCF y emprenda un proyecto que ilusione a una afición cansada, quemada y desmoralizada, con el que nos sintamos identificados y volvamos a pensar, hablar y escribir sólo de fútbol, dejando de lado las crisis económicas y disputas internas e institucionales, que entre semana el tema candente sea lo estrictamente deportivo, el próximo partido, y se consiga un ambiente de trabajo normal y estabilizado, con regularidad, algo que brilla por su ausencia desde que aterrizó por estos lares semejante inepto, nuestra peor pesadilla.

En unos días saldremos de dudas sobre si lo que dice la noticia es cierto o no, pero el tufillo que se huele a kilómetros no augura nada bueno, cuando el río suena...

Dependemos, como no, de estos impresentables, innombrables, indignos de lucir el escudo que portan en sus chaquetas de firma, indignos de representar al valencianismo de Valencia, resto de España (como es mi caso) y del mundo, su ciclo aquí hace tiempo que terminó, y vaya fiasco de etapa solerista, de lo peorcito en la historia ché, pero sin duda, la peor planificación económica-financiera en sus 90 años. NO HAY DERECHO.

¿No hay nadie rico por Valencia, que ame este club y quiera arrebatárselo de un guantazo al gordito?

Aquí seguiré esperando...



VCFBlog

4 comentarios:

Little dijo...

Rico y tonto porque menudo regalito se quedará el que meta dinero en el Valencia

CHEdigital dijo...

Soler no asume que sus acciones valen 0 euros y Soriano sueña con ventas inexistentes de parcelas.

Me viene a la mente esta canción ¿por qué será?

Eran 2 tipos requete finos,
eran 2 tipos medio chiflaos,
eran 2 tipos casi divinos,
eran 2 tipos desbarataos.

Queda más que demostrado que riqueza no es sinónimo de inteligencia

Valencia y che dijo...

Estos no son ni tontos,ójala lo fuesen. Lo que en realidad son es unos pájaros de cuidado.

Mario Selma dijo...

La esperanza es lo último que se pierde, y de esta CRISIS institucional puede salir alguien perjudicado y escopetado.

Sigo esperando ese 'Aladdín' que ponga la pasta y compre las acciones de Juan Soler, renovando toda la podrida directiva, del 1º al último, no quiero nada que huela a tufillo solerista.