lunes, 27 de julio de 2009

BDO 1 [6]-[7] 1 VAL || VAL 0 [5]-[3] 0 UDI | Decidieron los 11 metros



El Valencia se adjudicó el primer Trofeo oficial de pretemporada ante el Borussia Dortmund y el Udinese, con empate en sendos partidos y victorias desde el punto de penalti.

Lo anecdótico es que las reglas genéricas de este tipo de torneos mediante sistema triangular hubiesen dado como vencedor al equipo anfitrión, que venció por 2-1 a los italianos en su segundo partido, pero la variación -introducida por ellos mismos- de que la tanda de penaltis decidiese el ganador del partido -normalmente es para decidir el ganador del torneo en caso de empate a puntos totales- ha llevado a que el equipo ché levantase el Trofeo Centenario en su propio estadio ('Centenariazo moment').

Paso a analizar los semipartidos:
  • Borussia-Valencia: probablemente una de las peores defensas que he visto en los últimos meses, realmente penosos. Miguel empezó bien, pero conforme avanzaban los minutos su solvencia se diluía como un azucarillo, dejando espacios por su banda, además de su particular estado de MIA (missing in action). El partido de Maduro en defensa me ha provocado un flashback de su peor versión como central la pasada temporada, ha estado lento, llegaba tarde, faltón, perdía constantemente la posición, descentrado, no se entendió con D. Navarro, un partido pésimo del holandés. David Navarro no es que haya estado tampoco muy católico, pero ha sido el menos malo de la débil zaga ché. Pero si alguien se lleva el premio, ése es Carleto, el polvorilla zurdo que correteaba la banda izquierda sin sentido ni criterio. Tácticamente un desastre, despistado, su banda parecía una autopista libre para los ataques del Borussia, en tareas defensivas un cero, ofensivamente lo intentó, pero tampoco estuvo acertado, se pasó el partido protestando, muy tenso y nervioso, olvidándose que jugaba de '3', dejándole en bandeja a Unai la incómoda decisión de descartarlo. Eso sí, César ha vuelto a dar el do de pecho con 2 buenas paradas y parando un penalti, en la portería no hay problemas. En mediocampo, Albelda ha cuajado su enésimo partido basura, dando tarascadas por doquier, con una lentitud preocupante -ha dado la sensación de ir con 2 marchas menos que el resto de los 19 jugadores de campo-, nula creación de juego -no le pido que distribuya 'a lo Guardiola', pero es que ha errado en varios pases de 2/3 metros-, y en su única misión de stopper no ha estado a la altura. Por contra, la grata sorpresa de este partido -y diría que del torneo entero- ha sido un Éver Banega que ha recordado al que fichamos, al de Boca Juniors, aquel pelotero capaz de llevar el peso del equipo y distribuir la bola con criterio y sensatez, con calidad y sin complicaciones. El joven argentino -21 años recién cumplidos- ha sido el único mediocampista de los 2 partidos que ha sabido leer el partido y los tiempos del mismo, sus intervenciones han sido acertadas y el poco fútbol de calidad que ha dejado entrever el Valencia ha nacido de sus pases -sin exagerar tampoco, eh-. Su gran asistencia en el gol de Alba ha sido la puntilla. Joaquín ha estado más flojillo que en el anterior encuentro ante el Den Haag, pero lo ha intentado, moviéndose e intercambiándose la posición con Míchel y bastante activo, digamos que suficiente tirando a bien. En la otra banda, Jordi Alba, el canterano en racha. El pequeñín está deleitando al respetable con sus buenas internadas y su acierto cara a gol, tiene un desparpajo que gusta, encarando al rival de manera directa y vertical, es lo que hace falta arriba, gente que lo intente y deje de marear el balón y tanto pase banal. Está convenciendo, pero veo complicado que se quede este verano, ya que Mata es un fijo en esa posición y Vicente -que está cumpliendo muy bien hasta el momento- va a tener otra oportunidad casi seguro. Veremos qué pasa con él, pero hay jugón para rato -tiene 20 años ahora-. Míchel sigue en su línea, ir sumando minutos a la par que responsabilidad, peso y galones en el equipo, ha pasado de ser uno de los mejores canteranos a los que echar mano en momentos puntuales a ganarse merecidamente una ficha fija del primer equipo, a ser un referente para el entrenador, a tener protagonismo esta temporada que está a punto de comenzar -aunque parta en desventaja en la posición de mediapunta respecto a su compañero Silva-. Ha dejado detalles de su calidad en varias jugadas -con un buen tiro despejado por el portero- y está siendo de lo mejor del equipo en cuanto a rendimiento ofensivo. Su posición debe ser ésta, mediapunta. Por último, el gigantón Zigic -del que sinceramente no tengo buena opinión- ha vuelto a estar poco incisivo, no ha creado peligro a la defensa teutona y torpe con el balón en los pies. Reconozco que su juego obstaculizando a los centrales, su poderío aéreo y tal es bueno, pero joder, que es el '9', es delantero, y lo que hacen los delanteros es meter goles -o por lo menos intentarlo y hacer jugadas-, pero el serbio parece que se dejó en Santander su particular idilio con el gol, porque le veo poco futuro para el juego del equipo, donde la rapidez prima por delante de otras facetas -esta sensación ya me la dejó nada más enfundarse la elástica blanquinegra, siempre he pensado lo mismo, no es jugador para este Valencia-. RESUMEN: cuando hemos tenido la pelota se ha visto algo de provecho, alguna jugada bien trenzada y calidad de los jóvenes. Pero hemos sufrido más de lo normal en defensa, con constantes llegadas de los alemanes, que hacían daño con esporádicos arreones, dejando al descubierto que hace falta mucho trabajo defensivo, por lo menos con esos jugadores. El gol de ellos ha podido ser fuera de juego -yo en las repeticiones por televisión no llego a verlo con la claridad que reclamaban los nuestros-, pero el partido fue abierto y pudo ganarlo cualquiera. Al final les ganamos 7-6 en la tanda de penaltis, donde nadie falló y César paró uno.
  • El MVP: Jordi Alba
  • El jugón: Banega
  • El mediocre: Carleto

  • Valencia-Udinese: partido totalmente distinto, muy trabado y feo. Los laterales Bruno y Mathieu completaron un buen partido -mejor que en su debut el pasado miércoles-. Bruno estuvo muy metido en el partido, siendo pieza importante en el juego del equipo, no pasó apuros defensivos por su zona y lo que participó lo hizo muy bien, con cabeza. El francés Mathieu se incorporó varias veces por su banda, desdoblando a Vicente, dejando claro que tiene vocación ofensiva, pero sin descuidar su carril izquierdo -ambos dejaron buen sabor de boca, pero sin destacar mucho tampoco-. A Alexis se le vió mandando en la defensa, sabiendo que cogerá el testigo de Albiol y que será pieza angular del Valencia, no tuvo mucho trabajo. Dealbert estuvo tranquilo, y en la única acción de verdad importante salió airoso. Moyà sabía que César había puesto el listón muy alto en el choque ante el anfitrión, pero el meta mallorquín se lució y estuvo a la altura, huele a titular. Albelda sólo jugó unos minutos, pero no sirvieron para nada, en su línea. Fue sustituido por Maduro, que por fin Emery "lo dejó jugar" en su posición, de pivote defensivo, y no desentonó en absoluto, al contrario, se nota que domina mucho mejor esa posición que la de central, donde hizo aguas ante el Borussia, y cortó algún que otro balón, me gustó. Baraja tampoco estuvo fino, lento, sin ideas, sin llegada, se le contagió el nivel del ex capitán. Olcina volvió a estar gris, sin apenas entrar en juego, sus acciones muy desacertadas, con errores en los pases, no sé si los nervios o la posición de interior/extremo derecho, pero de momento no ha ofrecido nada el chaval. Vicente fue el único que puso algo de chispa al partido por parte valencianista, con sus típicas internadas y regates. De momento al de Benicalap se le ve bien, con una marcha más que Joaquín y con muchas ganas de demostrarse a sí mismo que esta vez puede. Míchel no pudo hacer nada en los 23 minutos que estuvo sobre el campo, debido al juego ramplón de los 2 equipos. Entró por él Banega, que sin llegar al nivel del otro partido, volvió a poner algo de lucidez en los balones que tocó, esta vez en una posición más adelantada y más liberado. El venezolano Miku lo intentó como ante el Den Haag, con mucha movilidad y dando muestras de su calidad, pero sin acierto cara a gol. Llevará 0 goles como Nikola, pero la sensación que te deja cuando lo ves desmarcarse o tocar un balón es bien distinta, apunta maneras. RESUMEN: los italianos, sin jugar un pimiento -como nosotros-, dominaron tácticamente un poco más y llevaron más peligro arriba, pero el espectáculo que dieron ambos mereció los pitidos que se escucharon desde la grada. Empate insulso a 0 y victoria del Valencia en los penaltis, donde no volvió a fallar ninguno y Moyà se convirtió en protagonista al parar uno de ellos con una buenísima estirada hacia su palo izquierdo.
  • El MVP: Moyà
  • El jugón: Vicente
  • El mediocre: Baraja






VCFBlog

8 comentarios:

Little dijo...

Ya tiene mérito hacer dos crónicas en el último fin de semana de julio

Mario Selma dijo...

@Little
Y sin apenas descuidar las vacaciones, que es tiempo de playa, xD.

Serán las ganas de fútbol...

Sergio VCF dijo...

Tu no hables Little que siempre estas posteando algo.
Esto es frikivalencianismo, xD

jagdo dijo...

Buenas crónicas Mario.
Sobre Zigic habría que verlo jugando al pie, no en estos partidos pero cuando salia a jugar el resto de equipo se limitaba a bombearle balones y así no se puede ver lo jugador que es.

Noé Hernández dijo...

Yo creo que las sensaciones son positivas. Los refuerzos han sido grandes aciertos. Bruno y Mathieu son muy trabajadores y sacrificados, Moya es un gran portero, y De Albert tendrá que ganarse el puesto. Carleto y Miguel en cambio tendríamos que buscarle una salida. Al brasileño si acaso una cesión.

Los jóvenes como Míchel, o Jordi Alba, prometen dar guerra. No así Miku que está todavía muy verde. Banega habría que darle los galones en el centro del campo, es un crak en potencia. Y Zigic también gris, pero tengo confianza ciega en el. Veremos como llegamos a la Previa de la Europa League, pero de momento soy optimista. Saludos.

www.migustoparticular.blogspot.com

Mario Selma dijo...

@jagdo
Gracias Julio.
La verdad que a Zigic no le pasan el balón como a otros, parece que sus 2'02 metros de altura le encasillan en un perfil de delantero preestablecido. A mí de todas maneras sigue sin gustarme para el VCF.

@Noé
A mí la defensa del primer partido me pareció de chiste, un fiasco inadmisible, y en el segundo partido frente al Udinese el equipo hizo un juego ramplón sin mordiente ni ideas, siendo dominados por un equipo que no me dice tampoco mucho. Con esto quiero decir que las sensaciones del equipo generan dudas en algunos aspectos, mientras se compensa con la frescura y buena imagen de algunos jóvenes. Todavía queda muuuuucho...

Salu2.

Noé Hernández dijo...

@Mario:

Efectivamente, en el primer partido en unico potable en defensa fue D.Navarro. Maduro ten en cuenta que es medio, y Miguel y Carleto repito que buscan a gritos una salida. Y en el segundo partido el equipo se contagió el Udinese, que sin embargo buscó mas la portería. Este encuentro dejó clara una cosa: Baraja no está para jugar en el Valencia. Hace falta savia nueva ahí. Y esa savia se llama BANEGA. Saludos.

Mario Selma dijo...

@Noé
Banega me gusta, nunca dije lo contrario, pero también es cierto que en los partidos de verdad se diluye, se esfuma toda esa magia que ofrece en otros partidos, y te deja una sensación agridulce, porque sabes que es bueno pero se queda a medias. Si finalmente Unai decide que se quede -todavía no hay nada dicho-, espero que de verdad eclosione y tenga protagonismo en un Valencia falto de mediocentros de calidad.